LOCALES | 23 febrero, 2013 8:46 PM

Ahora a hacer panes

SADA y Central Río Turbio vendieron a los panaderos larenses harina de trigo y azúcar. 

 

Belkys Lara/ LA PRENSA.- 

La escasez de harina de trigo condena a los panaderos de Lara, que deben hacer colas en los operativos del Gobierno Nacional para comprar un saco de la materia prima, de lo contrario tendrán que bajar las santamarias y dedicarse a otra actividad diferente a la panificación. Desde diciembre se siente la falta de harina y azúcar en el país.

Pero ayer, en las instalaciones de Makro, se llevó a cabo la venta de 60 toneladas de azúcar y 54 mil kilogramos de harina de trigo. Los beneficiados tenían que cumplir con el requisito de estar inscritos en la Asociación de Panaderos de Lara, aunque se supo que a los panaderos artesanales también se les vendió el producto.
Fernando Moreira, vice presidente de la Asociación de Panaderos de Lara, reconoció que existe escasez debido a que 7 molinos importantes del país dejaron de funcionar por cumplir un periodo de vacaciones colectivas entre diciembre, enero, aunque ya la situación se ha nivelado.

La Superintendencia Nacional de Silos, Almacenes y Deposito Agrícolas (SADA) organizó con la empresa privada la venta del producto. Aldrin Zambrano, coordinador Regional de SADA, acotó que están dispuestos a trabajar con la empresa privada para cubrir otras deficiencias y una muestra de ello es que hace dos días realizaron un operativo de venta de 3 mil 400 kilogramos de pollos.

La Asociación de Panaderos, Makro, Central azucarero y SADA surtieron a un poco más de mil 600 panaderos. La harina se vendió a 305 bolívares y el azúcar a 252 bolívares. Ender Olivera, reconoció que la especulación y el acaparamiento llego a este sector.
Denunció que desde hace un poco más de un año, deben comprar un saco de harina por 900 bolívares en la zona de Mercabar. “Pareciera que estamos comprando algo clandestino”. Por eso de las vitrinas de las panaderías desapareció el pan francés, ahora solo el canilla y el campesino están a la venta.

“El azúcar si se consigue con mayor facilidad, pero a 400 bolívares el saco de 50 kilos”, refirió Silvio Echeverria, panadero de Cabudare, que lamenta la situación económica del país. Cree que no vale la pena elaborar pan, porque no hay ganancias ni variedad.
José Suárez, representante de Venta de la Azucarera Río Turbio, afirmó que la demanda de azúcar aumento y existe poca oferta, negando la escasez del producto en el estado Lara. Cree que están cumpliendo con los requerimientos de los larenses y del resto del país que se surte de su mercancía.

 

Los comentarios están cerrados.

NOTICIAS RELACIONADAS |